fbpx
Una mirada sociopolítica sobre la salud de los argentinos en pandemia

Por LISANDRO RAMELLA / Licenciado en Marketing y consultor psicológico

En el marco de los acontecimientos relacionados a la pandemia por covid 19 contextualizados temporalmente en abril de 2021 la mayoría de los temas que se abordan, al menos desde lo político y mediático, tienen que ver, justamente, con el covid 19. La política no puede ser ajena a esta problemática y es en ese escenario donde muchos funcionarios de jerarquía nacional indican que pretenden priorizar la salud de los argentinos. Tan noble deseo amerita indagar sobre de qué hablamos cuando hablamos de salud o qué se entiende por el concepto de salud. Con dicho propósito es que se puede parafrasear a la Organización Mundial de la Salud (OMS), organismo que entiende que este término refiere al bienestar completo que se puede experimentar tanto en las dimensiones físicas, mentales como sociales de un individuo.

Es preciso entender entonces que el término salud o la idea de salud o el sentimiento de estar sano es algo complejo multidimensional que atiende a algo mucho más abarcativo que tener o no tener covid 19. Siguiendo la definición de la OMS para estar sano no basta con carecer de dolencias o problemas físicos, sino que también es necesario gozar de una correcta plenitud mental y social.

Ahora bien, dejando en claro la complejidad que implica el pretender que los ciudadanos de un país estén sanos o, dicho de otra forma, entender que los ciudadanos de un país pueden estar completamente enfermos aún con la tasa más baja de contagios por covid 19, es preciso observar que, si de la salud de los argentinos queremos ocuparnos, entonces debemos buscar resolver otras curvas ascendentes, además de la de covid 19. Demás está decir, que es imposible que la sociedad este sana en un país con profundas desigualdades sociales, con ausencia de estado en cuestiones básicas como seguridad, educación, infraestructura, solo por mencionar algunos aspectos. Es imposible entonces pretender priorizar la salud de los argentinos sino resolvemos problemas estructurales del país que padecen y enferman a los argentinos como la falta de previsibilidad económica, laboral, empresarial, profesional, entre otras. Así, parece solo una utopía o un mero deseo el pretender que los argentinos estén sanos cuando las curvas de indigencia, de desnutrición infantil, de muertes por hambre, de inseguridad, de inflación, entre otras se encuentran en continuo ascenso.

Es por todo lo anteriormente expuesto, que resulta interesante tener funcionarios de jerarquía nacional que busquen promover la salud de los argentinos pero esto último solo puede ser real y efectivo si se entiende que dicha salud implica cuestiones muchísimos más complejas que bajar la curva de contagios por COVID 19 y que, si no se atienden a esas cuestiones más complejas, entonces tendremos como resultado un fracaso rotundo en cuanto a salud se trate, con una gran cantidad de argentinos enfermos en todas sus facetas ya sean físicas, mentales y sociales aun cuando podamos pretender que la curva de contagios por COVID 19 sea comparativamente baja a otros países.

× Agendanos y recibí noticias destacadas