fbpx có nên mở thẻ tín dụng citibank rút tiền tại ngân hàng vietcombank ngan vib làm thẻ tín dụng vpbank ứng dụng quản lý thời gian cho android shinhanonline công ty bảo hiểm phá sản gia ada

Posicionamiento político: A propósito del “Olivos Gate”

Por LISANDRO RAMELLA / Especialista en marketing

En Marketing Político como así también en el Marketing tradicional, se utiliza un concepto que es el de posicionamiento. El posicionamiento se define como “ocupar un lugar claro y positivo en la mente del electorado”. Significa esto, que un determinado candidato o cualquier político, este presente en la mente, en el pensamiento de los ciudadanos o al menos, de aquellos ciudadanos a los cuales quiere llegar. Sin embargo, no se trata de que solo este presente en la mente de estos últimos sino de que esa presencial tenga una connotación positiva.

Lo anterior se logra vinculando al candidato con ciertas problemáticas de la sociedad y desarrollando una solución a esas problemáticas. Así, la formula de posicionamiento queda configurada de tal manera que, al pensar en inseguridad, pensamos que X candidato nos puede dar una solución, concreta y creíble para resolver el problema. Al pensar en inflación, pensamos que el candidato XX nos puede ofrecer una solución a ese problema y así sucesivamente.

La configuración de ese posicionamiento se realiza a través de la comunicación entendida en su significado más amplio. Es decir, la comunicación no solo como lo que digo o lo que quiero decir o el mensaje que estratégicamente planifico para que llegue al público sino la comunicación como un todo. Entendiendo que lo que digo comunica, pero lo que no digo también. Entendiendo que el mensaje voluntario que quiero transmitir es comunicación pero que también existen mensajes involuntarios que no quiero transmitir pero que igualmente comunican y que son fruto de lo que hago, de lo que no hago, de las cosas que tengo, de las cosas que no tengo, de las alianzas que creo, es decir de un todo, porque la comunicación es un todo.

A propósito del material audiovisual que circula sobre la fiesta llevada a cabo en la quinta de Olivos durante la cuarentena estricta de 2020, existe allí una clara contradicción entre el mensaje planificado y estratégico (comunicación) y el mensaje involuntario (que también es comunicación). Básicamente, la incoherencia entre lo que digo y lo que hago que atenta contra la posibilidad de lograr un posicionamiento eficaz, es decir, ocupar un lugar claro y positivo en la mente de los ciudadanos. Es por ello, que cuando planificamos una estrategia de posicionamiento político para un candidato, no se trata solo de decirle qué es lo que debe decir en los medios de comunicación. Por el contrario, se trata de un todo complejo que incluye qué decir planificadamente pero también qué hacer, qué no hacer, con quién reunirse, con quien no reunirse, qué tener y qué no tener. En definitiva, se trata de entender que comunicar es todo y por ende, al planificar la comunicación y el posicionamiento, planificamos El Todo.