fbpx الخيارات vi môm hạn mức thẻ tín dụng là gì thụ động là gì thẻ tín dụng vietcredit

Pizzerías de la Avenida Corrientes venden un 20%, en comparación a antes de la pandemia

Desde el inicio de la cuarentena que las pizzerías de la avenida Corrientes sufren la falta de clientes. Subsisten por los delivery y los pocos clientes que entran. Muchos están próximos a cerrar.

“Es realmente lamentable. La situación es complicada. No hay teatros, ni Tribunales y muy pocas oficinas. Hoy estamos vendiendo alrededor de 100 pizzas por día, mientras que antes vendíamos 500. Hoy trabajan diez personas por turno, antes de la pandemia éramos 45”, aseguró Alejandro González, gerente de La Americana, en Ámbito Financiero.

El horizonte no es para nada alentador. Hay pocos clientes que se sientan a comer una pizza, casi no hay turistas ni obras de teatro. El delivery es bajo, los pedidos no son para considerar.

“El panorama de las pizzerías y del resto de los comercios de la zona está igual. Nadie vende más de un 30% de su facturación normal, no hay público. Estamos pidiendo al Gobierno, para lo que es la zona del microcentro y el macrocentro, que se declare la emergencia económica. Así se nos condonarían deudas, nos darían financiación. También queremos que se continúen con los ATP para la zona”, explicó Gustavo Luraschi, presidente de la Asociación Amigos de la Avenida Corrientes, Peatonal Lavalle y Obelisco. El auxilio del ATP ayudó a que muchos pudieran mantenerse durante los meses más duros de la cuarentena.

“Estamos muy complicados en la zona. El 50% de comercios ya están cerrados, si se suman todas las calles transversales del interior de la avenida. Sin ayuda durante 2021 van a cerrar muchos más”, finalizó Luraschi.

Sumado a esto, los restoranes se vieron enfrentados a un horario reducido de trabajo para limitar los movimientos en la nocturnidad. Pueden estar abiertos hasta la una de la madrugada. La gastronomía en general está muy mal, específicamente en lo que es micro y macrocentro. Muchos locales tienen grandes dimensiones, con importantes gastos que no logran cubrir tras meses de caída de ventas.

En la Ciudad de Buenos Aires, se estima que 2020 terminó con el cierre definitivo de alrededor de 100 pizzerías. En la avenida Corrientes bajó su persiana para siempre el famoso local de la pizzería Podestá. Además, a mitad de año y tras 140 años de historia, el reconocido restaurante Sorrento también se despidió de la zona. En los últimos días, los bodegones Oviedo y El Obrero decidieron cerrar definitivamente.