La pandemia nos lleva a reflexionar sobre la salud pública

Por DARIO STELA Militante político sindical en UPCN

El 8 de octubre es un día emblemático para las vecinas y los vecinos de la Comuna 15. El Hospital Dr. E. Tornú cumple 116 años, más de un siglo asistiendo y salvaguardando la salud de todas y todos.

La pandemia ha puesto en relieve y profundizado las problemáticas que ya venían atravesando, en años anteriores, las trabajadoras y los trabajadores de la Salud tanto en materia de infraestructura como en la provisión de insumos. A partir de la llegada del COVID-19, y de la toma de medidas de aislamiento, se ha acrecentado aun más esta situación, dificultándose la atención de las y los pacientes y el aislamiento de los casos confirmados.

“La importancia de contar con un Estado Presente se ha puesto de manifiesto y la necesidad de invertir en la Salud Pública es ineludible”

La crisis sanitaria, requiere más que la toma de algunas medidas en materia de salud, requiere garantizar una Salud Pública de calidad, igualitaria que acompañe las necesidades de quienes habitan la Ciudad, y que pueda dar respuesta a los reclamos actuales y acompañe en la construcción de la nueva normalidad.

Por ello, y considerando que aún son elevados los casos de COVID-19, teniendo en cuenta la situación sanitaria y edilicia que atraviesa el Hospital Tornú y la necesidad de materializar una iniciativa concreta a favor de la Salud Pública de la Ciudad, debemos recuperar el proyecto presentado en el año 2015 en la Legislatura Porteña donde se propuso la refacción del Pabellón abandonado, espacio que hoy podría ser aprovechado para contener a una mayor cantidad de pacientes confirmados y ser destinado en el futuro para mejorar cuantitativa y cualitativamente la asistencia sanitaria.

Del mismo modo, se debe llevar adelante la construcción de un CESAC en el Barrio Playón de Chacarita, que acompañe a la urbanización del mismo y garantizar a las vecinas y los vecinos una atención primaria de calidad y que permita también complementar la asistencia del Hospital Tornú.

Quienes elegimos el camino de la militancia como estilo de vida debemos detectar las problemáticas que atraviesan las personas y actuar en consecuencia, somos responsables de cada acción y tenemos la responsabilidad de trabajar para que todos los días se construya una Ciudad igualitaria y equitativa que ayude a construir un País más justo.

× Agendanos y recibí noticias destacadas