“La Ciudad aporta uno de cada cuatro pesos coparticipables y quieren que recibamos la décima parte”

El jefe del Gabinete porteño Felipe Miguel expuso en la Legislatura, en su segundo informe anual sobre la marcha del plan general de gobierno. Luego, escuchó ponencias y preguntas de los legisladores porteños, a los que respondió de forma oral y escrita.

“Que no nos dé lo mismo. Nuestros jefes son los vecinos de la Ciudad y nadie más. Estamos acá por ellos y para ellos. No lo olvidemos nunca. Defender la coparticipación es defender el esfuerzo y el trabajo de la gente”, dijo Miguel en uno de los tramos más enfáticos de su discurso.

Se refería al proyecto del gobierno nacional de reducirle a la Ciudad los ingresos que percibe por la Coparticipación. “Tenemos que anteponer los intereses de la gente por sobre los de la política. Los diputados nacionales por la Ciudad deben defender los intereses de los vecinos”, reafirmó el funcionario.

Explicó que la Ciudad aporta el 22% de toda la recaudación impositiva nacional y que, con la poda anunciada, recibiría apenas el 1.4%. “Casi uno de cada cuatro pesos coparticipables los aporta la Ciudad, y se pretende que reciba menos de una décima parte”, planteó Miguel.

No obstante, aseguró que el Estado capitalino “conservará la responsabilidad sobre todas las competencias que les fueron transferidas”.

En la Ciudad “vivimos en un Estado que funciona. Vemos adónde va cada peso que se gasta, a las 54 escuelas que construimos en los últimos cuatro años, las 9.000 vacantes nuevas que generamos, como cuando necesitamos atender nuestra salud y contamos con 450 camas de terapia intensiva que agregamos”.

Señaló que “caminamos más seguros por la calle porque los delitos siguen bajando gracias a que hay más presencia policial, más cámaras de seguridad, más patrulleros” y que “vivimos un Estado que funciona cuando integramos los barrios vulnerables, cuando ganamos tiempo viajando en Metrobus, cuando transitamos calles sin baches y veredas arregladas, cuando usamos las bicisendas o cuando llamamos al SAME”.

También hizo hincapié en que “somos transparentes y rendimos cuentas”, con compra y contrataciones publicadas en la web oficial, información del estado de las obras, acceso a la información pública y la nueva ley de Integridad Pública sancionada recientemente en la Legislatura, “impulsada por la Coalición Cívica, con todo nuestro apoyo”, acotó.

En su informe referente a lo social, Felipe Miguel volvió sobre el tema de los recortes a la coparticipación. “La quita inconstitucional de los fondos de coparticipación equivale a más del doble del presupuesto total del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat, o a 12.800 viviendas nuevas en barrios vulnerables, o a casi 15 años de entregas mensuales de bolsones de comida, o a la construcción de 467 kilómetros de cloacas y pluviales en barrios vulnerables”, ejemplificó

En su insistente exhortación a los representantes de la ciudadanía, el funcionario abundó sobre el final de su discurso, dirigido a los legisladores de todos los bloques y partidos: “No sean funcionales a la quita de una parte de la educación pública que reciben 340.000 alumnos en la Ciudad. No sean funcionales a la quita de una parte de la salud pública, que realiza 9.000.000 de atenciones al año a vecinos de la Ciudad y de otras partes del país. No sean funcionales de la quita de una parte de la seguridad de los que circulan por la Ciudad”.