La informatización de la Justicia

Por HÉCTOR COSTA / Abogado

El coronavirus es una problemática con la que venimos tratando desde fines del año pasado. Su avance es inminente y en consecuencia se han tenido que tomar medidas para prevenir su contagio. La cuarentena es una de ellas. Los distintos sectores se ven perjudicados en mayor o menor medida, sin embrago, otros optan por implementar variables como el teletrabajo.

Una solución que sería beneficiosa si también se aplicara al ámbito judicial. La informatización de la Justicia consiste en la digitalizar procesos judiciales en todas las instancias. Abarca las notificaciones electrónicas, consulta de causas, firma digital, pago electrónico de la tasa de Justicia, digitalización del domicilio, acceso a la información y visualización de expediente y actuaciones, sorteo de juzgados y asignación de turnos, entre otras.

Es un plan que se viene poniendo en práctica desde 2007. Sin embrago, son muy pocos los tribunales que han avanzado tecnológicamente a lo largo del país. Por ejemplo, juzgados como el N°1, 55, 62, 75 y 100 del Fuero Civil de CABA ya cuentan con expedientes digitalizados. Otros como el N°1, nuevamente, 46, 75, 94 y 107 permiten envió y recepción escritos judiciales y de sus correcciones a través correo electrónico. Así se evita la asistencia personal.

Por ejemplo, en los tribunales de la comunidad internacional de las Naciones unidas no existe el papel. Al igual que en otros Estados, Costa Rica tomó el impulso de digitalizar los procesos. Llevó a cabo el programa: “Hacia cero papel”, desarrollado entre 2008 y 2018, con el objeto de lograr “una justicia pronta y sin papeles”.


× Agendanos y recibí noticias destacadas