fbpx

“Hay que terminar con la corrupción y los gastos superfluos en el Gobierno de la Ciudad”

El legislador porteño del Frente de Todos Matías Barroetaveña expresó que “el presupuesto 2021 de la Ciudad es un ajuste sobre la obra pública. Habrá menor prestación de servicios públicos, como la recolección de residuos, y deterioro del salario de los trabajadores”. “Esto viene acompañado por un aumento descontrolado de impuestos que dificultará la reactivación económica pos pandemia: aumento de peajes, subte, bicicletas, 80.000 nuevos espacios pagos de estacionamiento, nuevo impuesto del 1.2% a todos los consumos con tarjeta de crédito, impuesto a las Leliq, entre otras”.

Barroetaveña insistió en que “el gobierno local no invierte un peso en acompañar a las pymes, cooperativas y trabajadores que sufren la crisis económica y la pandemia. Al contrario, crea nuevos impuestos como el de las tarjetas de créditos impactando en 7.700 millones de pesos que perderán comercios y consumidores”.

Según el Legislador, “la Ciudad justifica este brutal ajuste en la caída de la recaudación y en la baja de las transferencias nacionales. Sin embargo, un análisis de la ejecución presupuestaria al tercer trimestre demuestra que la caída es muy inferior a lo que sostiene”.

“Con respecto a la quita de parte de la coparticipación a la Ciudad, desde el Frente de Todos hemos presentado numerosas propuestas para compensarlo: aumentar ingresos brutos al sistema financiero o a otros sectores que han tenido ganancias exorbitantes durante este año”, refirió Barroetaveña.

Pidió equilibrar las cuentas, para lo cual “es fundamental terminar con la corrupción y los gastos superfluos como la nueva feria gastronómica que conducirá Martiniano Molina, la pauta publicitaria o el arreglo de veredas que ya están en buenas condiciones”.