“El ajuste no lo hicieron a los poderosos sino a los jubilados”

La diputada nacional de Juntos por el Cambio Graciela Ocaña cuestionó el cambio de la fórmula jubilatoria. Aseguró que “con la nueva ley de movilidad, los jubilados van a seguir siendo la variable de ajuste del gobierno de los Fernández“. “Teníamos un Presidente que nos dijo que siempre se iba a poner del lado de los jubilados y no de los banqueros. Lo cierto es que el ajuste no lo han hecho los poderosos, los banqueros y la política, lo han hecho los jubilados“, sentenció.

En diálogo con La Once Diez / Radio de la Ciudad, la referente de Confianza Pública calificó la noticia de que Cristina Fernández cobrará, además de su salario como Vicepresidenta, dos jubilaciones de privilegio, como “un cachetazo para todos los jubilados. Muestra la desaprensión que tiene el kirchnerismo para los adultos mayores“. Y agregó: “Hay una especie de ensañamiento para aquellas personas que han sufrido tanto este año por la pandemia y el aislamiento”.

Ocaña resaltó que este año “el que gana la mínima perdió casi 1000 pesos por mes. Eso es mucha plata para un jubilado que gana 19 mil pesos”. Aseguró que “el Presidente miente cuando dice que a los jubilados van a aumentar mucho más que la inflación. Quienes ganan la mínima no han recibido lo mismo que las variables del costo de vida”. “En el gobierno de Alberto y Cristina, los jubilados son la variable de ajuste del modelo económico que nos proponen“, sostuvo.

En cuanto a la situación sanitaria, la ex Ministra de Salud recordó que “este es el gobierno que organizó un velatorio que el mundo miraba azorado. Allí empezó un contagio masivo, empezaron a dispararse los casos”. También señaló que “a eso siguieron manifestaciones e incluso el propio Presidente y la Vicepresidenta no tuvieron el compromiso de cuidarse“.

Ocaña advirtió que “se están haciendo otra vez muy pocos tests“. Lamentó que “a diferencia de lo que pasó en Europa y en Estados Unidos, que en el verano los casos prácticamente desaparecieron, aquí hubo una baja pero volvió a crecer. Seguimos en esa primera ola. Para colmo tenemos una vacuna de 300 mil dosis donde no está la segunda dosis, que es central”. “No entendemos por qué no se están comprando otras vacunas que han sido aprobadas, como por ejemplo de la de Pfizer, como nuestros vecinos chilenos, Colombia, Costa Rica, México y Canadá”, observó.

× Agendanos y recibí noticias destacadas