fbpx

Ciudad: Detalle del protocolo para shows al aire libre

El Ministerio de Cultura porteño anunció el regreso de los eventos culturales al aire libre. Para esto, se creó un protocolo específico. Se deberá descargar el formulario de declaración jurada y enviarlo a info@festivales.gob.ar diez días hábiles previos a su realización.

La nueva regulación permite hasta 100 personas en los espacios al aire libre, sean de gestión privada o pública. La superficie deberá ser ocupada con 4 m2 por asistente.

Los eventos podrán realizarse en anfiteatros, parques, plazas, calles y avenidas. Estas últimas no deberán tener en forma simultánea otro uso, tales como área gastronómica, running, ferias gastronómicas u otras actividades habilitadas en la pandemia. Así se busca evitar la aglomeración de público. Deberán contar con 1.000 m2 como mínimo de espacio aire libre para el evento.

Los eventos se deberán realizar fuera de los horarios pico de transporte, de 18 horas en adelante de lunes a viernes, y los sábados, domingos y feriados sin limitación horaria. Sin perjuicio de las tareas de armado y desarmado.

El show no podrá durar más de 90 minutos, independientemente de los tiempos de armado, preproducción y desarme. En el caso de contemplar una jornada de más de un show, el plazo entre los mismos debe ser de 90 minutos.

La interacción en el escenario entre los artistas será de al menos de dos metros de distancia con tapaboca y en caso que no puedan usarlo deberán guardar una distancia mayor a dos metros.

Sólo se permitirá la presencia de una dotación mínima e indispensable de personal necesario para realizar las tareas que requiere el armado, desarrollo y desarmado del evento.

Se establecerán jornadas laborales organizadas en diferentes grupos de trabajo. Será obligatorio el uso de cubreboca en todo momento.

Todos los equipos de sonido, transmisión y luces, al igual que sus periféricos, deberán ser desinfectados antes del ingreso al predio. Todos los instrumentos deberán llegar o ser desinfectados antes de ingresar al predio.

Los tickets de acceso, sean pagos o gratuitos, deberán ser adquiridos con antelación a la función. Se hará a través de medios digitales que deberán implementar los organizadores. El control de entradas se realizará mediante un código QR o en la pantalla de un celular. En el caso de eventos gratuitos, se deberá reservar cupo previamente a través medios electrónicos.

Queda prohibida la venta de entradas en el lugar donde se desarrolle el evento.

El organizador deberá tener un listado detallado del público asistente al evento. Exigirá una Declaración Jurada en la cual se consignarán los datos personales de los concurrentes e indicando que no tienen síntomas referidos al Covid-19.

Al entrar el público al predio, personal le medirá la temperatura. Se demarcan los ingresos y la fila de acceso para poder cumplir con las pautas de distanciamiento de dos metros entre personas.

En el caso de realizarse más de una función por día, la entrada y salida del público entre funciones deberá realizarse con un tiempo prudencial de alternancia, que no podrá ser menor a 90 minutos. Al finalizar el evento, se deberá desinfectar totalmente el predio previo al comienzo de la nueva función.

El público debe ser ubicado de manera individual o grupal ante un mismo grupo familiar conviviente. No podrá ser superior a cuatro personas. El índice de ocupación para determinar el máximo de público será de una persona cada 4 m2. La distancia entre asistentes deberá ser de dos metros.

La distribución del mismo podrá realizarse seleccionando alguna modalidad de distribución. Se optará por una demarcación en el suelo, burbujas sociales, sillas o butacas distanciadas, estructuras de división de espacios o cualquier otra estructura superadora en la que puedan disponerse los asistentes, siempre que se garantice la accesibilidad a personas con discapacidad.

No se permitirá el desplazamiento de público durante el espectáculo. Deberá permanecer en los lugares asignados, excepto para el uso de sanitario o gastronomía. Será obligatorio el uso de tapabocas, el cual solo podrá ser quitado en el caso de consumir alimentos o bebidas.