fbpx

Denuncian graves problemas ambientales en Villa Soldati

Durante una recorrida por Villa Soldati, la legisladora porteña del Frente de Todos Laura Velasco denunció las problemáticas ambientales que sufre el barrio y la falta de respuesta del Gobierno de la Ciudad ante el reclamo de vecinos.

“El lago de Soldati está contaminado con aluminio y material fecal. Hay un cementerio de autos que contamina el suelo con plomo y es un criadero de dengue. La planta de áridos llena de polvo el aire, generando problemáticas de la salud en los habitantes del barrio y los estudiantes y docentes de las escuelas que funcionan a sus alrededores. Además faltan espacios verdes y containers, entre otros graves problemas ambientales a los que el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta no da respuesta”, expresó Velasco.

Según contaron a SECCIÓN CIUDAD, vecinos del barrio están realizando mapeos colectivos en los que marcan todos los puntos de conflicto ambiental. “El objetivo de buscar soluciones colectivas ante la indiferencia de las autoridades porteñas“, denunciaron. De allí surgieron una serie de proyectos que fueron presentados en la Legislatura de la Ciudad.

Uno de los proyectos presentados es un Pedido de Informes sobre la contaminación del Lago Soldati, que puede generar daños en la piel de niños que se refrescan durante el verano. La misma Defensoría del Pueblo de la Ciudad ha denunciado esta situación pidiendo muestras para entender por qué se encuentra en ese estado y poder sanearlo. El proyecto aún no fue puesto en tratamiento por la Comisión de Ambiente de la Legislatura.

Los otros proyectos presentados son sobre el impacto ambiental del cementerio de autos, problemas en la salud derivados de la planta de áridos, un proyecto de ley para incorporar composteras en los centros comunitarios, aumentar el arbolado en el sur de la Ciudad y una gestión comunitaria de residuos.

En relación con la contaminación generada por la planta de áridos, Velasco explicó: “Cuando tuvimos la visita a la Legislatura del jefe de Gabinete porteño Felipe Miguel le preguntamos sobre el tema. Primero, nos respondió que la planta no contamina e incluso presentaba niveles menores a los estipulados por la normativa vigente. Y luego que estaban planeando mejoras técnicas y ambientales para reducir el impacto. Respuestas bastante contradictorias. Si piensan incorporar mejoras es porque efectivamente existe contaminación”.

Para finalizar, Velasco concluyó: “Villa Soldati es un barrio olvidado por Larreta. Estamos frente a un caso de injusticia ambiental y de marcada diferencia entre el norte y el sur de Ciudad. La contaminación de agua, suelo y aire afecta la calidad de vida de las familias de los barrios del sur. En toda la Ciudad tenemos problemas ambientales: estamos defendiendo el derecho al río, faltan espacios verdes y arbolado, sobran torres. Sin embargo, en los barrios populares la situación ambiental es dramática. Afectan gravemente la salud de la población como lo señalan vecinos y organizaciones barriales nucleadas en mesas ambientales”.