fbpx đầu tư forex có hợp pháp cách làm sổ thu chi gia đình phần mềm quản lý chi tiêu cá nhân tiếng việt ดาวน์โหลด iq option cầm đồ f88 điều chúng mình chưa biết

Ciudad: Polémica por legalización que darían a trabajadores de apps de mensajería

El oficialismo de la Ciudad de Buenos Aires intenta votar modificaciones a la Ley 5526 de Código y Transporte que buscaría legalizar al trabajador de apps de mensajería. La Asociacion Sindical de Motociclistas Mensajeros y Servicios (ASIMM) las califica de “bochornosas”. Sostiene que detrás de esto “hay negocios vinculados con las multinacionales como Glovo. A nosotros no nos van a comprar”.

En 2016 y con la participación activa del sindicato, fue aprobada una legislación la cual hoy rige para los trabajadores del sector. Para la ASIMM resultó “ignorada en su aplicación por el Gobierno de la Ciudad”. Piden la renuncia de los funcionario porteños Juan José Méndez y Ezequiel Jarvis.

Según detalla Sonido Gremial, estas son las modificaciones que intenta el oficialismo de la Ciudad:

  1. Se elimina la relación de dependencia como requisito para prestar tareas como mensajero. La compara de manera casi idéntica a los “contratos de adhesión” que GLOVO les hace firmar a los trabajadores.
  2. Las empresas se definirán casi al completo como empleadores bajo el dominio: Operador de plataforma digital de oferta y demanda por terceros del servicio de Mensajería Urbana y/o reparto a domicilio de sustancias alimenticias.
  3. La habilitación queda en manos de los mismos mensajeros. Se da “por sí mismos” (así dice el proyecto). El gremio denuncia la eliminación de la relación de dependencia para la prestación de tareas y una “actitud fraudulenta”.
  4. La seguridad del trabajo será supervisada y aprobada por el propio trabajador.

Estos son algunas de las casi 20 observaciones que realizó el cuerpo de abogados laboralistas del sindicato que lidera Marcelo Pariente.

“Los funcionarios deciden reformar la ley a medida y capricho de las multinacionales, en claro perjuicio de los trabajadores. Es una completa vergüenza”, critican desde el sindicato.