fbpx
Ciudad: Los recién nacidos pueden tener un árbol con su nombre

El jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, participó de la colocación de una nueva placa en el barrio de Caballito junto a Cecilia, la mamá de Valentino; donde contó que “por cada niña o niño inscripto en el programa vamos a plantar un nuevo árbol en la Ciudad. El futuro es de todos ellos y depende de nosotros que sea en una Ciudad verde, limpia y comprometida con el cuidado del planeta”.

Según detallaron a SECCIÓN CIUDAD, a través del programa Bienvenido, las familias reciben un acompañamiento directo e información de los servicios que brindan las sedes comunales más próximas a su domicilio. En el plano de la salud, se les brinda información de los cuidados indispensables del recién nacido y los centros de salud que ofrecen asistencia pediátrica y para la familia. Finalmente, también se informa los espacios verdes más próximos identificando cuáles poseen patio de juegos, para favorecer el acceso y uso de los distintos espacios verdes de la Ciudad.

“Desde la Ciudad trabajamos para facilitar el acceso a los trámites y servicios que brindamos a nuestros vecinos para garantizarles una mejor calidad de vida”, afirmó Facundo Carrillo, secretario de Atención y Gestión Ciudadana. “Celebramos el nacimiento y acompañamos a las familias en esta etapa trascendental de sus vidas, garantizando que las futuras generaciones crecerán en una ciudad más verde y con mejores condiciones ambientales”, agregó.

Desde el primer mes de vida, las familias reciben la invitación para apadrinar un nuevo árbol que crecerá al mismo tiempo que el bebé. A través de esta acción, la Ciudad destaca la importancia que tiene el cuidado de los árboles que constituyen un verdadero patrimonio ambiental y garantizan para las futuras generaciones una mayor calidad de vida, minimizando el impacto que causan el desarrollo de las grandes megalópolis como Buenos Aires.

El arbolado de la Ciudad se destaca por su biodiversidad, los datos que aporta el Censo de árboles que se desarrolló durante 2018 ponen de manifiesto que en las calles porteñas habitan 423 especies botánicas y más de 250 arbóreas. La más abundante es el fresno americano, que representa más del 35% del arbolado público; y a ella le siguen el plátano y el ficus benjamina con 32.531 y 24.102 ejemplares, respectivamente. Luego se encuentran dos variedades arbóreas aromáticas: el tilo con 17.159 ejemplares y el paraíso con sus 14.916 árboles.

Inmersos en el ritmo de la gran ciudad, a menudo los árboles que crecen en plazas y veredas pasan desapercibidos a los ojos de los porteños pero en ocasiones revelan pistas que nos recuerdan que están ahí. Los cambios de color en su follaje durante el otoño y las flores que encienden su aroma durante la primavera nos recuerdan que contamos con un importante patrimonio natural que no solamente embellece la Ciudad si no que mejora la calidad de vida.

“En estos últimos años generamos cambios muy positivos junto a los vecinos: reemplazamos toda la iluminación de las calles y plazas por luces LED, cambiamos las bolsas plásticas por las ecológicas, eliminamos el uso de pajitas de plástico y avanzamos en la separación de la basura. Y este es un paso más en esa dirección, con la plantación de árboles ayudamos a regular la temperatura, reducimos el riesgo de inundaciones y además, en esta oportunidad, representa una forma más de homenajear el nacimiento de un hijo”, informó Felipe Miguel.

José Martí, el gran escritor de origen cubano dejó una frase llena de sabiduría en el siglo pasado: “hay tres cosas que cada persona debería hacer durante su vida: plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro”. Bienvenido, ofrece en ese marco la posibilidad de realizar una plantación, un acontecimiento verdaderamente único dado los pocos espacios disponibles que tiene la Ciudad, la redacción del libro quedará como un nuevo proyecto familiar, un gran desafío para el futuro.

La Secretaría de Atención y Gestión Ciudadana asiste a las Comunas en el mantenimiento del arbolado público porteño, con un equipo de profesionales y técnicos especializados de la Facultad de agronomía de la UBA. Asimismo, analiza de manera transversal la demanda  ciudadana, mide el estado y la evolución de los trámites y solicitudes que inician los vecinos, y evalúa el cumplimiento de los tiempos establecidos de resolución. En base a ese análisis, implementa junto a las Comunas mejoras que tienden a la eficiencia y priorizan la satisfacción del vecino.

× Agendanos y recibí noticias destacadas