fbpx

Cerraron los míticos bodegones Oviedo y El Obrero

Los clásicos bodegones porteño El Obrero, en La Boca, y Oviedo, en Palermo, cerraron sus puertas. Ambos comercios se despidieron de sus clientes a través de las redes sociales.

“Llegó el momento del adiós, amigos. Ojalá que el destino nos vuelva a cruzar en nuevos proyectos. Oviedo era mucho más que un bodegón. Era el psicólogo de varios, el doctor de otros y el amigo de todos”, afirmaron desde el restaurante de Palermo. Allí los nuevos propietarios tirarán abajo el lugar para construir una torre de viviendas.

Desde El Obrero anunciaron que el cierre es “por tiempo indeterminado. En caso de una nueva reapertura será comunicado”. 

El bodegón, que nació en 1954 y fuera declarado de interés cultural por la Legislatura porteña, había logrado reabrir el 23 de noviembre pasado tras varios meses sin actividad debido a la pandemia de coronavirus y sus restricciones. Bono, Daniel Barenboim, Susan Sarandon y hasta el príncipe Alberto de Mónaco visitaron este mítico lugar.