fbpx

Cerraron Filo y El Living, clásicos de la noche porteña

Dos lugares emblemáticos de la noche de Buenos Aires bajaron su persiana. Se trata del restaurante Filo y la discoteca El Living. Ambos hicieron historia, impusieron un nuevo estilo.

A Filo, inaugurado en 1994 en el bajo porteño, iban los bohemios que se mezclaban empresarios u oficinistas de saco y corbata. Fue un oasis del buen vivir. Se conjugaban arte, música, tragos, pizzas o pastas. Allí estuvo la diva Maddona cuando visitó Buenos Aires para filmar Evita. También cenaron allí los Rolling Stones, el líder de U2 Bono, el director Francis Ford Coppola y el actor Robert Duval. Entre los argentinos, era habitual ver a Gustavo Cerati, Sergio Renán y María Kodama.

El Living, como dice su nombre, era para sentarse a tomar una copa de vino en los cómodos sillones. También abrió sus puertas en 1994 en el barrio de Recoleta. Era una antigua casona abandonada con panadería en la planta baja, situada en Marcelo T. de Alvear 1440. Sus primeros dueños fueron los hermanos D’Agostini, quienes lo gerenciaron hasta 2012, cuando pasó a llamarse You Know My Name, intentando mantener el estilo original. De todos modos, el público siempre siguió llamándolo El Living.

Filo y El Living intentaron resistir durante la pandemia. Sin embargo, no pudieron. Formaron parte de la lista de locales gastronómicos que cierran definitivamente en la Ciudad.