“Para la elección de 2021, Alberto tiene que decidir dónde se para”

ENTREVISTA (Por Daniel Rodeghiero) El dirigente porteño y analista Jorge Mercado habló en SECCIÓN CIUDAD RADIO sobre lo que se viene en el oficialismo y la oposición para la elección legislativa.

SECCIÓN CIUDAD RADIO

Miércoles a las 13, por Radio Zónica

¿Porqué crees que al peronismo le cuesta ganar en la Ciudad?

El peronismo porteño tiene un voto histórico que es del 20%. Se fortalece un poco más cuando se vota a presidente porque se nacionaliza la elección. Pero son contadas las veces que el peronismo de la Ciudad entendió la demanda de los vecinos de clase media e independientes. Estamos hablando de un 15% de los votantes que uno puede ubicar en Barrio Norte, Caballito, Flores, entre otros barrios. Es este sector el que te define una elección. El peronismo porteño debe reciclarse, modernizarse. Pensar un proyecto para la Ciudad.

¿Siendo que Alberto Fernández es un dirigente del PJ porteño, pensás que se puede dar ese proyecto para la Ciudad?

El Presidente conoce cómo vota el vecino de la Ciudad. Y en el Frente de Todos está haciendo un equilibrio entre los sectores duros que miran a Venezuela y los que quieren algo distinto. Al porteño le gusta que Alberto haya llamado al diálogo, que se saque la foto con Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta.

¿Puede ser que desde el Frente de Todos le pidan una definición de dónde está parado políticamente?

Albero está surfeando entre dos tablas, debe pararse sobre la suya propia. Es una decisión que deberá tomar cuanto antes porque la elección de 2021 está cerca. Tiene las cualidades para ser el presidente para todos los argentinos, no de todos los argentinos.

¿Qué imaginás que hará Cristina Fernández si Alberto busca su independencia?

Si al Presidente le crece la imagen negativa por el manejo de la pandemia y la economía estalla, entonces deberá abrazarse a Cristina. Caso contrario, si tanto el coronavirus como la negociación de la deuda encuentran buen puerto, le conviene llamar a la mayoría y armar su propia línea política. En la Argentina, y menos en el peronismo, no conviven dos líderes. El bastón de mando lo debe tener una sola persona, sino se puede complicar el panorama.

A veces se escucha al Presidente enojado con los periodistas, perdiendo esa moderación que lo caracterizó siempre. ¿Cómo lo interpretás?

Quien conoce a Alberto, sabe que es imposible que se enoje con un periodista, aun con los que no le caen bien. Nunca se negó a una entrevista en toda su carrera política, puso la cara en los buenos y malos momentos. Sucede que tiene que está en medio de una negociación, en ese surfeo con dos tablas que hablábamos antes, y debe hacer un guiño al cristinismo. Lo mismo le pasa a Kicillof, lo empujan a ciertas actitudes.

¿Te gusta el gabinete nacional?

Hay muchos becados. Habían dicho que ponían a los mejores. No entiendo cómo no está Florencio Randazzo. En ponerlo o no a él, está la toma de decisión de Alberto. El veto a Randazzo vino de otro lado.

LO QUE SE VIENE EN JUNTOS POR EL CAMBIO

Pasando a Juntos por el Cambio, ¿cómo ves el escenario en un futuro cercano?

De a poco se irá consolidando la fórmula Larreta – María Eugenia Vidal. A Diego Santilli lo imagino en la provincia de Buenos Aires. También tendrán protagonismo Miguel Ángel Pichetto y Emilio Mónzó. Quizás Roberto Lavagna se sume a este frente.

Para finalizar, ¿qué estás haciendo ahora en política?

No tengo cargo alguno, desde afuera trabajo para acercar dirigentes. La idea es recorrer el país para generar puentes. Me junto mucho con jóvenes que están queriendo meterse en política para ayudarlos a que hagan un camino interesante.


× Agendanos y recibí noticias destacadas