Netflix se mete en la mente de los asesinos con Mindhunter

(Por Iary Arroba) Ya es furor esta serie que pone el eje en investigaciones de asesinatos en serie y se pregunta si los autores de los crímenes nacen o se hacen.

Miércoles, 1 de Noviembre de 2017 - 03:45 hs

Por @IaryArroba97

 

Mindhunter, el nuevo éxito de Netflix, se estrenó el pasado 13 de octubre y ya hay rumores sobre cuatro temporadas futuras. Con la actuación de Jonathan Groff (Holden Ford), Holt McCallany (Bill Tench) y Anna Torv (Wendy Carr), la serie se sitúa en los 70 y trata sobre dos agentes del FBI –ambos pertenecientes a la Unidad de Análisis de la Conducta- que comienzan a reunirse con violadores y asesinos encarcelados para crear perfiles psicológicos sobre un tipo de criminal diferente a los que están acostumbrados a tratar.

 

Las motivaciones de los asesinatos ocurridos en el primer capítulo desconciertan a los agentes debido a que no son crímenes cometidos por infidelidad, como suelen serlo, sino que hay una mente mucho más complicada detrás del homicidio, una mente perversa. Es en este punto de la historia que el agente Holden Ford decide indagar sobre las mentes de los asesinos más famosos y temidos, arrastrando consigo a Bill Tench, cuya filosofía se basa en encontrar al culpable y encarcelarlo.

 

Tal vez lo que más atrae de este policial es el hecho de que incluya asesinos en serie de la vida real como a Manson, Speck, Berkowitz, Brudos y Kemper, generando de esta manera un mayor acercamiento por parte del espectador. Los relatos de los casos son el eje de la serie, la manera en la que cada agresor narra sus asesinatos deja en claro que lo importante está en su mente y no en las imágenes de la escena del crimen.

 

El policial tiene como directores a David Fincher, Asif Kapadia, Tobias Lindholm y Andrew Douglas y se basa en el libro "Mindhunter: Inside FBI's Elite Serial Crime Unit", de Mark Olshaker y John E. Douglas, en quién está inspirado el personaje de Holden, aunque Groff asegura que la única similitud entre su personaje y Douglas es la obsesión por su trabajo.

 

 

Fincher -quien dirige cuatro de los diez episodios- es famoso por su trabajo en Seven (1995) y Zodiac (2007) pero en esta última entrega busca ir más allá de las víctimas para centrarse en el culpable y hacer meditar a la audiencia sobre los mismos: ¿cómo se diferencia a un asesino 'común' de uno serial? ¿cómo reconozco a un posible asesino serial? ¿cómo es que alguien puede convertirse en algo así?.

 

Según algunos estudios realizados por psicólogos y especialistas en criminología, hay ciertas características que la mayoría de los asesinos en serie comparten: suelen ser en su mayoría hombres, sufrieron abusos sexuales en la infancia, tuvieron una familia desestructurada, sufrieron algún tipo de rechazo, pueden tener o no arrestos previos, consumir drogas y medicamentos, planifican sus crímenes, la forma de muerte más usada tiende a ser la estrangulación, torturan a sus víctimas antes de asesinarlas y casi todos se llevan algún objeto de la escena del crimen.

 

En el mundo de Mindhunter, además de las características anteriormente mencionadas, la que predomina es el rechazo y desestructuración en la familia. En el caso de Edmund Kemper el asesino tenía conflictos con su madre y  Monte Rissel había sido rechazado por su novia antes de matar a su primer víctima.

 

Pero, ¿qué es lo que los conduce a convertirse en asesinos? La teoría de que asesino se nace no es precisamente nueva, sin embargo, muchos creen que más allá de las limitaciones neuropsicológicas con las que una persona nazca la base de todo está en su infancia y el contexto en el que crece. La carencia de una buena educación por parte de la madre y del padre –o la ausencia de alguno de ellos- causan el libre albedrío lo cual trae consigo rebeldía y si se le suma a eso alguna forma de abuso, ya sea mental o física, y la falta de amor, el resultado no podría ser uno muy bueno.

 

Image and video hosting by TinyPic

 

Como bien se anuncia en la serie, aquellos niños que provoquen incendios, que mutilen muñecos y que lastimen o maten animales tienden a convertirse en asesinos ya que tienen una mente perversa. Un ejemplo de esto es la aparición del gato en el lavadero de Wendy durante los últimos capítulos y luego su repentina desaparición, que significa que un hay un niño en el edificio que mata animales, un nuevo criminal desarrollándose.

 

Los datos recolectados se basan en asesinos encarcelados dado que sería imposible dar con uno fuera de ese ámbito y poder dialogar, por lo que la información que se tiene no suele tomarse al pie de la letra.

 

En la Argentina, afortunadamente, no hemos tenido asesinos seriales actuales como lo fueron Robledo Puch, la familia Puccio, y Santos Godino, más conocido como 'el petiso orejudo'. Pero lo que sí estamos teniendo son femicidios, uno tras otro, y asesinatos a sangre fría, sin explicación aparente. ¿Estaremos frente a un nuevo tipo de mente perversa? Tal vez sí, porque -según la opinión de algunos- los femicidas no nacen, sino que se hacen.

 

Frente a un país lleno de inseguridad, violencia y desapariciones diarias tendríamos que comenzar a preguntarnos ¿qué es lo que estamos haciendo mal? ¿cuándo fue que nos acostumbramos a que desaparezcan personas todos los días? Tal vez deberíamos obsesionarnos como Holden Ford en Mindhunter y encontrar aquello que causa la violencia en la sociedad, porque tal vez ya no se trata de encontrar al culpable sino de prevenir que los haya.

#515