"La polarización entre Macri y Cristina se rompió"

ENTREVISTA (Por Daniel Rodeghiero) Silvia Saravia, coordinadora nacional de Barrios de Pie, opinó que "se abrió el escenario para un tercer espacio bien amplio". Pidió que los candidatos se definan en una PASO.

Lunes, 15 de Abril de 2019 - 12:52 hs

Por Daniel Rodeghiero

 

Me comentabas, antes de empezar esta entrevista, el trabajo que llevan adelante en Barrios de Pie a favor de la igualdad de género. ¿Podrías desarrollar más?

 

Antes de ser coordinadora nacional de la organización, estaba en el movimiento Mumala (Mujeres de la Matria Latinoamericana). Se trata de un grupo de mujeres que provenimos de diversas experiencias buscando hacer un aporte colectivo en pos de una sociedad más justa e igualitaria. Allí acompañábamos a las mujeres víctimas de la violencia machista pero también incentivando la inclusión social y política de la mujer. Muchas veces, nosotras creemos que no estamos preparadas para asumir ciertos roles. Nos cuesta más hablar en público, ir a los medios y es por una traba cultural. Hay compañeras que se ponen al hombro situaciones sociales complejas durante la militancia pero después les dificulta ponerse el traje de mando.

 

O sea que por más que la mujer tenga la oportunidad de asumir roles de conducción, por una historia cultural se le hace difícil.

 

Sí, es un aprendizaje de muchos siglos. Pero bueno, hay que comenzar a revertirlo poniendo a las compañeras en lugares protagónicos. No es sencillo, como te dije, porque muchas veces hasta nosotras mismas nos desvalorizamos. En cualquier reunión vale más la opinión de un hombre que de una mujer. Esto, en el ámbito de las organizaciones sociales, llama mucho la atención porque somos muchas más las mujeres, pero la conducción es de los hombres.

 

¿Qué porcentaje de mujeres y de hombres hay en una organización social? Ese porcentaje se respeta en los cargos de mando.

 

En la organización hay un 65% de mujeres y un 35% de hombres pero si tomamos solo los lugares de conducción es exactamente al revés. Es difícil cambiar esto, la autoridad de la palabra la tiene el varón.

 

Mirá también

Myriam Bregman: "La legalización del aborto debe aprobarse este año, en 2020 será difícil"

 

Hablando sobre el trabajo de la organización, ¿cómo fue la labor en los barrios durante el kirchnerismo?

 

Nosotros participamos del inicio del gobierno de Néstor Kirchner, luego tras diferencias nos fuimos. Estando dentro de la gestión, marchamos contra el entonces ministro Julio De Vido por un tema de viviendas. Ellos siempre buscaban dividir a las organizaciones, como fue el caso de la CTA. Tenían el relato de la participación pero, a la vez, dejaban de lado a quienes no eran obsecuentes.

 

¿Y hoy cómo está el trabajo social con el macrismo en el gobierno?

 

Con Mauricio Macri no tenemos expectativa de que cambie su proyecto, que es favorecer al sector financiero. Para el Gobierno, los alimentos son una commodity que cotizan en bolsa. Su precio será el de exportación.

 

Image and video hosting by TinyPic

¿Se puede dar en la Argentina un gobierno con perspectiva popular?

 

Sí, tengo confianza que sí. Por eso le pongo muchas horas de mi vida, salud y compromiso. Siempre me pregunto cuándo llegará ese momento. A veces esa posibilidad está más cerca y otras más lejos. Hay que buscarle la vuelta juntándote con otros espacios políticos, tratando de limar diferencias y potenciar coincidencias. Como te decía antes, el kirchnerismo perdió una oportunidad histórica. Tenían dirigentes y estructura para hacer transformaciones y la economía del país e internacional que ayudaba en ese sentido. Pudieron haber impulsado las PyMES de la mano de la ciencia. Pero bueno, la corrupción que hubo fue tan indignante que la sociedad se volcó a Cambiemos buscando algo nuevo.

 

Siento que las organizaciones sociales tienen fuerza partidaria pero no logran llegar con su mensaje a la clase media. Algo que para el peronismo, el radicalismo o el macrismo les es fácil.

 

Nosotros, como izquierda nacional, actualmente estamos en diálogo para hacer un frente con sectores del peronismo y del radicalismo. Este Gobierno golpeó muy fuerte, no solo a la clase media, sino también a empresarios chicos, medianos y hasta más grandes aún. Quizás ahora comiencen a confiar en una propuesta popular amplia. No debemos cerrarnos porque si lo hacemos también se nos cierra el votante, hay que demostrar una vocación frentista y sumar actores.

 

Mirá también

Pichetto: "Veo a Lavagna decidido a ser candidato"

 

¿Cómo ves el escenario electoral?

 

Desde un inicio, siempre planteábamos que para nosotros es “ni Macri ni Cristina”. La polarización entre el macrismo y el kirchnerismo se rompió. Se abrió el terreno para un nuevo espacio bien amplio que defina sus candidatos en una PASO y no en la rosca entre dirigentes.

 

¿Quiénes conformarán ese nuevo espacio?

 

Dirigentes del peronismo, el radicalismo y el socialismo. También pueden sumarse kirchneristas que acepten la amplitud y no busquen homogeneizar todo con Cristina Fernández, Daniel Scioli, Axel Kicillof, Sergio Berni, Aníbal Fernández o Máximo Kirchner. Son personas muy identificadas con el peor kirchnerismo. Con ellos tenemos un límite. Cristina y Scioli hicieron un gobierno tan desastroso que permitieron que hoy estén Macri y María Eugenia Vidal.

 

¿En lo personal, en qué candidatura crees que podés ser útil para el conjunto?

 

No sé, no pienso en eso. Hoy coordino un movimiento nacional que tiene presencia en todas las provincias. El momento es difícil y no tengo expectativa de cargos. Sí quiero que los movimientos estén representados en las listas, pero porque somos los que conocemos el trabajo territorial y las necesidades de la gente. Tenemos concejales en Tres de Febrero o San Isidro, entre otros lugares.

#983