Jueves, 8 de Marzo de 2018

La hora de las mujeres

Por: VEBY MARTíNEZ

En los últimos años en la Argentina comenzó un cambio de paradigma, que no se detiene y que está generando una mayor conciencia acerca de la manera en que convivimos, y en la que valores y principios ganan terreno en la discusión de género y en el debate del futuro que tenemos como país.

 

Si bien a mediados del siglo XX creímos que con el voto femenino se acelerarían la igualdad de derechos entre el hombre y la mujer, tuvimos que esperar varias décadas para que la discusión volviera con fuerza, pero también con mayor tenacidad y firmeza con grandes mujeres representándonos en el sector político y empresario.

 

El modelo ha cambiado y por eso la dirigencia toda tiene como eje apuntar hacia la transparencia y aumentar el espacio de la mujer, en los distintos espacios donde hay mayoría de hombres y no existe la perspectiva de género, tan necesaria para realizar cambios profundos en la sociedad en cuanto al rol de la mujer en todos los ámbitos.

 

Los gobiernos que avancen en políticas públicas para lograr la plena igualdad de género serán vistos sin dudas como naciones de avanzada y con mayor capacidad de lograr consensos entre espacios que piensan distinto pero que tienen objetivos comunes de cara a un proyecto país que logre pasar del crecimiento al desarrollo sostenible.

 

En línea con la agenda pública, en el último discurso del Presidente Macri en la apertura de sesiones en el Congreso, temas como la despenalización del aborto y la igualdad salarial estuvieron presentes y cabe destacar que a partir del año que viene entrará en vigencia la ley de paridad de género, en la que por primera vez se podrán intercalar hombres y mujeres en cantidades iguales en la composición de las listas de candidatos a las elecciones legislativas.

 

Sin embargo, la diferencia más latente que se encuentra hoy en la sociedad es en cuanto al salario percibido por cada género. Y si bien el artículo 14 bis de nuestra Constitución nacional establece el principio de "igual remuneración por igual tarea" sin distinción de raza, sexo o religión, aún en pleno siglo XXI el mercado argentino mantiene esa deuda con las trabajadoras.

 

Según la Encuesta Permanente de Hogares del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), las mujeres perciben en promedio un salario equivalente al 74.2% del de los hombres en el ámbito profesional. En empleos que requieren capacitación técnica las mujeres ganan el 82% del salario que reciben los hombres, mientras que para tareas operativas, es el del 80.8%. En promedio, las mujeres perciben menos de un 30% de salario que los varones y son mayoría entre los que reciben menores ingresos.

 

Es de celebrar la iniciativa social que permite la extensión de licencias por paternidad y la inserción igualitaria de las mujeres en el mercado laboral. Así, se termina para siempre el viejo mito de "trabajo para hombres" versus "tareas de mujeres".

 

La cercanía y los nuevos medios de comunicación contribuyen a consolidar un paradigma que exige transparencia y mayor espacio para la mujer, así el camino hacia una verdadera sociedad para todos, sin diferencias, comienza a dejar de ser un sueño. Ha costado mucho trabajo, muchas discusiones y varias mujeres dieron su vida en esta incesante lucha por la igualdad. Pero tanto esfuerzo ha valido la pena.

 

VEBY MARTÍNEZ   Economista. Coordinadora de Eventos Especiales del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

#440