La Casa de la Cultura, una joya para recorrer

Lunes, 8 de Enero de 2018 - 06:14 hs

Es una de las joyas de la arquitectura de Buenos Aires. Fue la sede del diario La Prensa y actualmente es sede del Ministerio de Cultura porteño. Alberga cientos de eventos culturales, desde exposiciones y espectáculos a conferencias y congresos. La Casa de la Cultura abre sus puertas los fines de semana y ofrece visitas guiadas a quienes quieran conocer su patrimonio y su historia. Las mismas son gratuitas se realizan los sábados de 16 a 17 horas y domingos de 11 a 16. Duran una hora.

 

En el edificio, además de editarse el diario, funcionaban una biblioteca, consultorios médicos y odontológicos, un estudio jurídico, una escuela de música y hasta un departamento que albergaba a huéspedes ilustres. Se lo considera un establecimiento plurifuncional que fue antecesor de los actuales centros culturales.

 

Además del Salón Dorado y el despacho del director del diario, los visitantes encontrarán pinturas en casi todos los muros del Palacio. Existen además en el salón tres grandes paneles con telas pintadas, que relatan la vida de Ester, quien según el Antiguo Testamento, refiere una liberación de la Nación por medio de una mujer.

 

 

El Salón representa un templo laico consagrado a la igualdad del hombre a través del saber y las artes de la paz. Fue declarado Monumento Histórico Nacional en 1995.

 

En el primer piso está el Pasaje Ana Díaz, vía de comunicación con el Palacio de Gobierno de la Ciudad. Este espacio se utiliza como sala de exposiciones de artes, como la pintura y la fotografía. Y los subsuelos del edificio, donde antes estaban los talleres para imprimir el diario, también se han convertido en salas de exposiciones.

 

El diario La Prensa, además de editar un periódico, tenía una biblioteca con más de 80.000 volúmenes, que llegó a inaugurar una sede en París y en distintos barrios porteños, consultorios médicos y odontológicos, un estudio jurídico, una escuela de música y hasta un departamento para huéspedes ilustres donde se alojaron, entre otros, el músico Giácomo Puccini, en 1905, cuando visitó Buenos Aires con motivo del estreno de su ópera La Bohéme.

 

 

En el frente del edificio se destacan: el balcón unificado sobre el que apoyan faroles eléctricos, el reloj y especialmente la monumental farola con su figura femenina, que se constituye durante los primeros años del siglo en símbolo de identidad tanto en la Avenida como en la Ciudad. La estatua que corona el edificio, obra del escultor Maurice Bouval, tiene cinco metros de altura y pesa cuatro toneladas y media.

 

Es una representación de Minerva (en Roma) o Palas Atenea (en Grecia), diosa de la Sabiduría y símbolo de la Victoria, la misma que aparece coronando, en otra versión, la Pirámide de Mayo. En 1952 los avatares políticos llevaron a la intervención del diario y con el pretexto de que estaba a punto de desmoronarse, fue confinada a un depósito. Fue rescatada y restituida a su emplazamiento original cuando el diario fue recuperado por sus dueños, en 1956.

 

En la vereda de La Prensa las pizarras anunciaban al transeúnte las últimas noticias y muchas veces, como en los partidos de fútbol internacionales, se colocaban altavoces en la calle.

 

La luz de la farola y el sonido de la sirena del diario anunciaron durante muchos años las buenas y malas noticias. La sirena sonó por primera vez el 29 de julio de 1900 al conocerse la noticia de la muerte del Rey Humberto I de Italia. Desde entonces lo haría cada vez que algún acontecimientoconmovía al país o también saludando el paso por la Avenida de Mayo de algún personaje célebre.

 

 

La Casa de la Cultura está ubicada en Avenida de Mayo 575. Para más información, llamar al 4323-9669 de martes a domingo de 14 a 20.

#165