Carnaval: La historia detrás de las murgas

ENTREVISTA (Por Malena Montes) Marcos Griffa, autor del libro "Jóvenes y murgas en los 90", dio detalles de la expresión popular juvenil murguera que resignifica la calle, la lucha y la política.

Viernes, 9 de Febrero de 2018 - 15:05 hs

Por Malena Montes @DraCasan

 

Piernas que alcanzan al cielo con cuerpos expresando aquellas sensaciones que solo pueden brotar de adentro, de nuestra cultura popular. Caras perladas de gotitas de sudor, sostenidas por niños, jóvenes o grandes que se encabritan como un caballo que se sacude las moscas al ritmo de un tambor.

 

La calle es la escena de la película que aún no se editó, pero que todos saben que las distintas partes -la canción de presentación, la "matanza", la actuación o el canto de protesta- se sucederán de alguna manera.

 

Las murgas son la expresión de aquello que se calla y a la vez no; son parte de nuestro ADN pero no por eso son una cadena de núcleos homogéneas. Depende de las imágenes que tomen, son diversas y cambiantes. Este fin de semana largo tendremos la oportunidad, una vez más, de conocernos un poco más. Desde La Quiaca hasta Ushuaia, la murga argentina tendrá cuatro días de este 2018 para mostrarnos su punto de vista de esta realidad.

 

SECCIÓN CIUDAD dialogó con Marcos Griffa, autor del libro "Jóvenes y murgas en los 90′", quien explica que las murgas son una expresión que busca resignificar espacios que forman parte de nuestra cultura popular. Un poco de búsqueda de nuestra identidad tan diversa y una forma de organización política que pretende incidir, cuestionar y aportar a la construcción de valores.

 

¿Qué es una murga?

 

Es una expresión popular nacida hace más de un siglo. Tiene sus orígenes en el carnaval, pero hoy podemos decir y observar que trascendió ese período, ya que podemos ver murgas más allá de los cuatro días festivos.

 

¿Cuál es la diferencia entre corso y murga?

 

El corso o carnaval es la fiesta popular, la murga es una de las tantas expresiones que se dan cita allí. Es una de tantas, porque además de murgas hay muchas expresiones artísticas populares como el candombe, comparsas, etc.

 

A quien no leyó tu libro, contale de qué se trata...

 

Habla sobre la emergencia de las murgas en la década del 90. La historia tiene que ver con un resurgimiento del género murguero en un contexto donde el sentido común dice que fue un período de mucha desmovilización y despolitización juvenil. La idea fue indagar en una de las expresiones que han tenido mayoritariamente participación juvenil, un poco interpelando ese discurso hegemónico que hablaba de ese "desinterés" de los jóvenes. Encontré en el resurgimiento de las murgas un movimiento juvenil interesante que interpelaba el discurso hegemónico y que le permitió a los jóvenes también reagruparse y, de alguna manera, tener una participación política en el campo cultural.

 

Image and video hosting by TinyPic

Murga Los Intensos del barrio Villa Manchi, de San Andrés de Giles

 

¿Cómo es el movimiento murguero en la actualidad?

 

El movimiento ha crecido muchísimo. En 2002 se conformó el Movimiento Nacional de Murgas que organiza todos los años un encuentro nacional que agrupa y convoca a miles y miles de jóvenes murgueros. Desde fines de los 80, cuando resurgen las murgas también muy vinculadas con el teatro popular y callejero, a hoy, han pasado un poco más de dos décadas y podemos decir que el género ha crecido y que la participación y convocatoria de las murgas es significativa e importante, y en algunos casos es relevante también en la vida social, cultural y política de algunas ciudades o provincias.

 

¿Las murgas son también de una expresión política?

 

Más allá de que las murgas canten o no, que su contenido o mensaje sea político, el solo hecho de la conformación de una murga da cuenta que hay vecinos organizados, que de alguna manera se reencuentran ocupando el espacio público y, al mismo tiempo, tomando un género popular como herramienta. Ahí ya hay una dimensión política por el solo hecho de que existe un grupo de vecinos organizados. Luego, hay muchas que avanzan en los grados de organización y autogestión también porque provienen de ese tipo de procesos. En su lenguaje incorporan una mirada política a nuestra sociedad o a la realidad.

 

¿De qué se trata la parte de "la matanza" dentro de una murga?

 

La Matanza es un momento dentro de la puesta en escena que es una ronda, casi como un rito, donde los murgueros van mostrando en el interior distintas destrezas: muestran los bailarines, los percusionistas, elementos estéticos de la murga como banderas, estandartes, etc.

 

¿Cuáles son las otras partes de la presentación?

 

Depende del estilo de la murga, pero podríamos decir que así como La Matanza, hay un momento de canciones arriba y abajo del escenario. Algunas canciones refieren a la presentación de la murga, donde dan cuenta de cómo se ha formado la murga, de su identidad, de los colores. Hay otra parte que es de canciones de crítica, que hacen una lectura de la realidad y cantan cuestionando aquellas cosas que pasan en la realidad.

 

Después, hay un momento de retirada donde la murga avisa que se va pero que también anticipa que volverá.

 

Sí, y hay otros momentos que dependerán de los elementos que la murga incorpore. Algunas tienen puestas teatral o de circo, como la mendocina.

 

¿Cómo se compone una murga? ¿Hay jerarquías?

 

Lo interesante que pude observar fue la diversidad de expresiones, no hay un único formato. En algunos casos hay jerarquías con directores o con coordinadores. Pero cada uno se auto percibe, y se expresa en términos históricos, identitario y populares. Es muy interesante ver qué imágenes recuperan porque seguramente ahí hay mucha historia vinculada al carnaval o a los orígenes de esas personas.

 

¿Cuál es la historia del traje que usan?

 

La levita (el chaleco en dos puntas), la galera y otras prendas tienen historias interesantes. Según los orígenes de la murga, dicen que toman su historia de las agrupaciones de negros que cuando salían a bailar el candombe escondidos de sus patrones, tomaban la vestimenta de ellos, que era la levita, pero la daban vuelta. Adentro tenía un color brilloso y en dos puntas, e imitaban de manera burlona a sus patrones. Era como el permiso que se daban para criticar a aquellos señores que los explotaban. Hoy las murgas podríamos decir que hacen eso: salen con su vestimenta, ocupan la calle, salen con sus tambores y ya el solo hecho de ocupar la calle es un hecho político. Si a eso le sumamos un mensaje con contenido que refieren a una crítica a la realidad, con tristezas y alegrías, es igual a lo que los negros pretendían.

Image and video hosting by TinyPic

¿En la actualidad, cómo llega este carnaval?

 

Hoy encontramos festejos de carnaval multiplicados por distintos lugares del país. Posiblemente muchos forman parte de alguna política local de promoción de la cultura popular, gracias a la lucha de los murgueros que lograron que en 2010 el Gobierno Nacional pueda por fin atender al reclamo de restitución del feriado del carnaval. Eso alentó a que las provincias tengan que promover estos festejos. En algunos casos asociados a un interés genuino de promover la cultura popular y, en otros casos, asociado a algún interés más vinculado a lo comercial o turístico. Hoy también nos encontramos con un movimiento nacional murguero heterogéneo que ha crecido y que ha podido defender los festejos de carnaval, aunque este año haya varias prohibiciones.

 

¿Hay lugares que prohíben los festejos del carnaval?

 

Las prohibiciones vienen desde la época de los virreyes, que prohibían el toque de tambor y llega hasta nuestros días. Hoy algunas plazas prohíben los ensayos o el festejo en algunas calles.

#344