Viernes, 9 de Marzo de 2018

Bolsas: un cambio cultural consolidado

Por: EDUARDO MACCHIAVELLI

En enero de este año se cumplió un año de la puesta en vigencia del cese de entrega de bolsas plásticas livianas estilo camiseta en supermercados, hipermercados y autoservicios de la Ciudad. A pesar de la reticencia de algunos sectores de la industria del plástico y de algunas cadenas de supermercados frente a la medida, el resultado fue sumamente positivo: hoy no se entregan este tipo de bolsas en la Ciudad en establecimientos alcanzados por esta medida y los vecinos se adaptaron naturalmente a este cambio. Según estadísticas propias, un 80% de los vecinos se manifestaron a favor de esta medida.

 

Durante parte del 2016 y todo el 2017 acompañamos a los vecinos en este cambio de hábito realizando campañas de concientización y entrega de bolsas reutilizables de manera gratuita en diferentes puntos de la Ciudad. Entregamos un millón de ecobolsas en distintos puntos de toda la Ciudad, lo que significa una bolsa por cada hogar, pero lo más importante y sumamente satisfactorio es ver cómo los porteños se mostraron predispuestos y apoyaron este proceso desde el principio. Hoy nos pone muy contentos ver personas de diferentes edades acercarse a realizar sus compras con sus bolsas o changuitos, contribuyendo de esta manera a cuidar el medio ambiente.

 

Se trata de un cambio cultural que de a poco se va consolidando en la cotidianidad. Un cambio que ha beneficiado a la Ciudad, al punto tal que durante la limpieza del Arroyo Maldonado realizada en septiembre del año pasado, casi no hemos encontrado bolsas de plástico, cuando hasta hacía más de un año, 1/3 de los residuos recolectados en estas limpiezas eran bolsas. Estas bolsas formaban diques en los túneles pluviales aliviadores que perjudicaban el desagote del agua y tenían la capacidad de atrapar otros residuos. Actualmente y como resultado de la iniciativa, estos arroyos tienen un mejor escurrimiento.

 

Esta decisión ha constituido un hito indispensable para mejorar la calidad de vida de todos los vecinos. Pero también es una demostración de que todos podemos tomar conciencia y cambiar nuestros hábitos en pos de garantizar un mejor futuro para las próximas generaciones.

 

Estamos convencidos de que tomamos el camino correcto, siguiendo el ejemplo de algunas ciudades del interior del país y de otras ciudades del mundo que tienen vigente leyes similares. Es un paso que nos acerca más a nuestra meta de cuidar el medio ambiente, transformando nuestro entorno en una Ciudad Verde y sustentable.

 

EDUARDO MACCHIAVELLI   Ministro de Ambiente y Espacio Público porteño

#414